"LA HISTORIA DE LA FILOSOFÌA ILUSTRADA"

EN TERCER LUGAR

representativa de lo humano, puede salvar los obstáculos y llegar a su objetivo, no de manera directa, sino indirecta, haciendo rodeos.

Habilidad para elegir medios y capacidad de ver lo que es bueno para uno mismo y para los demás, como Pericles, caracterizan la racionalidad práctica que Aristóteles se esforzó en reunir bajo el concepto de phrónesis. Por eso, cuando Aristóteles delimita el saber fronético tanto del saber científico, como del saber técnico y del saber filosófico - especulativo, no hace otra cosa que reconocer la singularidad de un saber que rige la acción, no a espaldas de ella, sino en medio de ella. En función de su objetivo que es el decidir aquí y ahora cómo actuar para realizar el bien humano, esta racionalidad incluye en su contextura el deseo y la disposición ética, es decir toda la complejidad  del ser moral o êthos del hombre. Este entramado entre la phrónesis, el deseo y la disposición ética, parece ser el recurso extremo al que apela Aristóteles para neutralizar el riesgo de una racionalidad que se oriente más hacia la adecuación técnica de medios a fines, que a la elección y evaluación de los fines mismos de la acción

© 2009 Todos los derechos reservados.

Haz tu página web gratisWebnode