"LA HISTORIA DE LA FILOSOFÌA ILUSTRADA"

EN PRIMER LUGAR

Según el peso relativo que se adjudique a uno u otro esquema de la acción, tenemos así dos posibles lecturas de la ética aristotélica: una lectura teleológica (instrumentalista), que enfatiza la acción moral como medio para un fin que es la felicidad, y otra, deontológica, que privilegia el valor incondicional de la acción moral como instancia de una exigencia moral universal. En la elaboración conceptual de Aristóteles, ambos esquemas de acción pueden ser compatibilizados en el sentido de que "los principios de la acción son el propósito de esta acción" (Et.nic.1140b15-16), con lo cual esta diferenciación no puede llevarse demasiado lejos. Pero, esta duplicidad de concepción sobre la acción no debe desdeñarse, pues nos da un indicio de que la racionalidad práctica de la phrónesis parece operar en dos sentidos: como una racionalidad de medios para fines (con la salvedad de que también es una racionalidad de fines) y como una racionalidad de aplicación de lo universal a lo particular (tal es el caso de la epiekeia).

III. Un logos de lo contingente

Aubenque ha caracterizado la phrónesis aristotélica en términos de una "habilidad del virtuoso"; sugiere, así, que esta racionalidad admite una significación utilitaria y pragmática, o sea, interesada y egoísta

© 2009 Todos los derechos reservados.

Haz tu página web gratisWebnode