"LA HISTORIA DE LA FILOSOFÌA ILUSTRADA"

PRIMER PERÌODO O PERÌODO DEL JOVEN MARX

Page 1

1
UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES
FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES
CARRERA DE SOCIOLOGÍA
El pensamiento sociológico del joven Marx
De la alienación a la praxis
Titular: Lic. Pablo Nocera
Jefe de Trabajos Prácticos: Lic. Cecilia Rossi
Teoría sociológica - 4hs semanales
Teóricos: Lunes de 17 a 19hs - Prácticos: Lunes de 19 a 21hs
2º Cuatrimestre 2008
Introducción
El análisis de las obras de Marx en su período de juventud ha sido objeto de prolíficos trabajos y
encendidos debates. Tal vez, buena parte de los mismos haya sido consecuencia de la tardía publicación de
sus primeras obras, las que enfrentaron y conmocionaron exégesis ya consolidadas obligando en muchos
casos, a una revisión teórica de los fundamentos del marxismo que entrañó importantes consecuencias
políticas. Los términos de esos debates han girado habitualmente en torno a un pretendido corte entre un
joven y un viejo Marx, cuya expresión teórica tomaría cuerpo en polaridades irreconciliables como son
entre otras: filosofía burguesa—antiburgesa, idealismo—materialismo, filosofía—ciencia, ideología—
ciencia, etc. No es nuestra intención abordar la polémica a los fines de tomar partido por una u otra
postura. Por el contrario, consideramos imprescindible tenerla como referencia dado que buena parte de la
bibliografía sobre este período de la obra de Marx ha surgido gracias a ella.
En este contexto, el curso se plantea rastrear cada uno de los pasos teórico-prácticos dados por Marx en
su llamado período de juventud a los fines de precisar y analizar sus aportes a la teoría sociológica. Ello
implica un trabajo de reconstrucción de su pensamiento tomando tanto los marcos histórico-políticos que
operan como plataforma de proyección, como así también las condiciones reales en las cuales surge y a las
cuales se enfrenta. Con todo, reunir los acontecimientos con el registro de la producción teórica no basta, a
nuestro entender, para dar cuenta del desarrollo y el curso de un pensamiento. Si bien como primer paso es
fundamental, también es necesario ir más allá para poder reconstruir las mediaciones dialécticas que
permiten enlazar la práctica y la conciencia, evitando conclusiones mecanicistas. Frecuentemente se han
reconocido las bondades del llamado materialismo histórico como una visión fundamental para el estudio
de la sociedad, del pensamiento, de la historia. Sin embargo, ha sido un planteo poco usual a la hora de
buscar su aplicación a la obra de uno de sus fundadores.
La posibilidad de dar forma a esta propuesta, significa en otras palabras, adoptar la metodología del
mismo Marx para abordar su pensamiento. Por este camino, el curso se propone un ejercicio de reflexión
original, para el cual es necesario indagar sobre los puntos nodales en los que el autor presenta una manera
novedosa de entender la teoría con referencia a la práctica y viceversa. Las posiciones que asume Marx,
sus cambios paulatinos, sus virajes, se constituyen, a nuestro juicio, a la luz de esa trabazón fundamental.
El período que va desde La tesis doctoral (1841) hasta El manifiesto comunista (1848) se caracteriza
teóricamente por dos grandes modelos de análisis que emplazan los marcos de la lectura. Nos referimos,
claro está, al modelo de la alienación y al modelo de la praxis. El pasaje de uno a otro, no ha sido el
producto de los avatares de la reflexión aislada. El vínculo con la realidad ha sido fundamental en las
perspectivas que adopta Marx ante las insuficiencias de la teoría. Aquí es donde se intenta observar cómo
el trabajo del autor no sólo releva un registro textual (las tradiciones filosóficas y políticas de la época)
sino que también se construye a partir de prácticas y acontecimientos cuyo desarrollo supone
condicionamientos económicos, políticos e ideológicos que van moldeando paulatinamente su filosofía de
la praxis. En este recorrido, su labor teórica se enfrenta a una herencia conceptual cuyo análisis y crítica
fija los puntos de partida de un mapa terminológico clave para la teoría sociológica.

2
Justificación
Tomando como referencia el conjunto de materias obligatorias de la Carrera de Sociología, la materia
se apoya fundamentalmente en los basamentos conceptuales que los alumnos trabajaron en Filosofía e
Historia del Conocimiento Sociológico I. Sobre la base del pensamiento hegeliano y sus herederos,
sumado a los aportes de las tradiciones de la teoría política y del positivismo, ambas materias colaboran en
la conformación de una plataforma conceptual que permite sostener el despliegue que propone el presente
curso. Dado que en la actualidad, las materias optativas de la carrera dirigidas a reflexionar en torno de la
obra de Marx, sólo se concentran en la producción teórica condensada en El capital, los contenidos a
abordar en el presente programa proponen un importante complemento en el área de teoría sociológica.
La periodización fijada (1841-1848) se justifica por la aparición de dos textos fundamentales: La tesis
doctoral (1841) y El manifiesto comunista (1848). Desde ya que ambas obras proyectan desigual
importancia y trascendencia, sin embargo, nos permiten rastrear el trabajo efectuado por Marx con la
herencia teórica y el tiempo político que le tocó vivir. En este bloque temporal de siete años, se condensan
buena parte de las formulaciones que más adelante alcanzaran un grado de desarrollo mayor, no bien Marx
aborde completamente el discurso de la economía política.
En cuanto a los aportes específicos de este programa, las unidades tienen por objetivo fundamental
rastrear una serie de problemas teóricos esenciales que hemos concentrado en dos bloques analíticos: el
modelo de la alienación y el modelo de la praxis. A pesar de las claras connotaciones filosóficas que
supone el desarrollo de estas dimensiones, la obra de Marx de este período muestra un desplazamiento en
el abordaje de los problemas a tratar. El corrimiento del discurso filosófico a una aproximación, que en
términos generales podríamos llamar teoría social, nos presenta los pilares fundamentales para efectuar
una desagregación analítica de núcleos conceptuales que nutren claramente el pensamiento sociológico.
Desde el momento en que su reflexión anuda los aportes de la filosofía alemana, la economía política
inglesa y el socialismo francés, la convergencia discursiva que protagoniza este período de producción e
innovación teórica, nos permite reforzar la comprensión de un vector central en los orígenes de la tradición
sociológica de la cual Marx es partícipe indiscutible. A continuación detallamos de forma esquemática la
presencia de un mapa conceptual fundamental de acuerdo a su abordaje en las unidades del programa

© 2009 Todos los derechos reservados.

Haz tu página web gratisWebnode