"LA HISTORIA DE LA FILOSOFÌA ILUSTRADA"

LAS CATEGORIAS SEGÙN KANT

De acuerdo con Kant, el mundo exterior sólo causa la materia de las sensaciones mientras que nuestro aparato mental ordena esta materia en el espacio y en el tiempo y además le agrega los conceptos necesarios para que entendamos la experiencia. Las cosas en sí mismas son incognoscibles, pero Kant señala que no están ni en el tiempo ni en el espacio, que no son sustancias y que no pueden describirse por medio de las demás categorías; ese extraño e inaccesible terreno es conocido como noumena, mientras que el territorio al que sí tenemos acceso es el de los fenómenos. El espacio y el tiempo son subjetivos, forman parte de nuestro aparato perceptivo, de modo que ambos son a priori, en el sentido de que forman parte de toda experiencia, pero no son categorías kantianas sino "intuiciones" (Anschauung en alemán, como se mencionó antes, significa "punto de vista"). Las categorías a priori se derivan de la forma del silogismo y son 12 en total, que pueden dividirse en cuatro grupos de tres categorías cada uno:

 

1) De cantidad
2) De calidad
3) De relación
4) De modalidad
Unidad
Realidad
Sustancia y accidente
Posibilidad
Pluralidad
Negación
Causa y efecto
Existencia
Totalidad
Limitación
Reciprocidad
Necesidad

Estas categorías representan patrones o marcos mentales dentro de los que las intuiciones o sensaciones, ya ordenadas en el espacio y en el tiempo, adquieren sentido como objetos. Por ejemplo, cuando percibimos un arco iris, recibimos ciertas sensaciones como amarillo, verde, azul, rojo y otros colores, junto con la sensación de un arco, de luz, etc.; tales sensaciones son incorporadas al tiempo y al espacio, y coordinadas dentro de las categorías relevantes (unidad, realidad, causa y efecto, existencia y otras) de modo que al final adquieren el aspecto de un arco iris. Como las categorías son en última instancia las responsables de que nuestros pensamientos sean coherentes, también son las responsables de la conciencia individual.

De la interacción entre las intuiciones y las categorías a priori Kant propuso su doctrina de los esquemas para alcanzar los principios de la comprensión pura. Por ejemplo, una de las categorías del 4° grupo, necesidad, se traduce en el esquema existencia permanente de un objeto, que a su vez se proyecta en el principio de comprensión pura que dice, lo que está en conexión con lo actual está determinado de acuerdo con las condiciones universales de la experiencia, por lo que es necesario (o como también podría decirse, los fenómenos son necesarios en la medida en que están determinados por las condiciones a priori de espacio/tiempo y por las categorías). Otro ejemplo se refiere a una de las categorías del grupo 3°, causa y efecto, que se traduce en el esquema causalidad, lo que a su vez se proyecta en el principio de comprensión pura que dice, todas las alteraciones se llevan a cabo en conformidad con la ley de la conexión de causa y efecto. Ésta fue la forma que al final tomó la respuesta de Kant a la crítica de Hume a la causalidad. El principio de la causalidad no debía buscarse por inducción a través de observaciones individuales por la sencilla razón de que no está ahí, sino que es una categoría a priori, una condición necesaria de la experiencia, localizada por Kant en el aparato mental del observador humano, que es totalmente incapaz de concebir fenómenos que no actúen dentro del principio de la causalidad.

© 2009 Todos los derechos reservados.

Comprar tienda online Webnode