"LA HISTORIA DE LA FILOSOFÌA ILUSTRADA"

LA DOCTRINA TRASCENDENTAL DE LOS ELEMENTOS

La “Doctrina trascendental de los elementos” está compuesta por dos partes: la “Estética trascendental” y la “Lógica trascendental”. Ésta última se divide, a su vez, en una “Analítica trascendental” (“Analítica de los conceptos” y “Analítica de los principios”) y en una “Dialéctica trascendental”. La primera gran disección de esta parte de la obra, esto es, la división entre una Estética y una Lógica, sirve para determinar lo que el filósofo considera como las dos fuentes del conocimiento humano: “la primera es la facultad de recibir representaciones (receptividad de las impresiones); la segunda es la facultad de conocer un objeto a través de tales representaciones (espontaneidad de los conceptos)” (A 50 – B 74). Como se puede observar, las dos fuentes de nuestro conocimiento, tanto la receptividad de las impresiones o intuición (??s??s??, lo que le da el nombre a la Estética), como la espontaneidad de los conceptos, son fuentes a priori del conocimiento. A priori quiere decir en este caso independiente de toda experiencia.

© 2009 Todos los derechos reservados.

Haz tu web gratisWebnode